Imprimir
Categoría: Rivadavia
Visto: 156

Preocupados por los efectos de las inundaciones en Rivadavia, se llevó a cabo una reunión presidida por el senador Mashur Lapad con la presencia del Intendente de Santa Victoria Este, Moisés Balderrama y funcionarios del Poder Ejecutivo.

La principal preocupación de los representantes de la zona es analizar la posibilidad del traslado de la comunidad del paraje La Curvita en esa localidad.

En esta oportunidad estuvieron presentes la Ministra de Asuntos Indígenas y Desarrollo Social, Edith Cruz, el secretario de Obras Públicas, Ing. Jorge Klix Cornejo, el Director de Gestión Hídrica, Ing. Julio Zamora, el presidente del Ente Regulador de Servicios Públicos, Jorge Figueroa Garzón, el Director de Vialidad de la provincia, Ing. Gerardo Villalba, el Presidente del Directorio Aguas Del Norte S. A., Lucio Paz Posse y el encargado de Proyectos y Nuevos Suministros de la Empresa Edesa, Claudio Nervi.

En primer lugar, se realizó una evaluación de los daños ocasionadas por las crecidas del río y las familias que todavía siguen evacuadas  porque los caminos se encuentran intransitables y por tanto las maquinarias no pueden trabajar en el lugar.

“De acuerdo a un relevamiento realizado en los últimos días, 133 casas fueron arrasadas por la fuerte correntada y causó que más de 500 personas quedaran sin techo, principalmente en el Paraje La Curvita”, expresó el Intendente Balderrama.

Por tal motivo, acordaron en trabajar de manera conjunta y estratégica para el levantamiento de las defensas de los anillos en época fluvial y garantizarle a los afectados volver a sus viviendas.

“Sabemos que esto es muy difícil, pero vamos a visualizar el trabajo de todos con varias reuniones para obtener toda la información, evaluarla y accionar de manera trascendental hacia el lugar afectado”, agregó el senador Lapad.

Asimismo, el Intendente de Santa Victoria Este, explicó que la comunidad de La Curvita no tiene garantía en época de lluvias ya que cada vez que aparecen las crecidas todo el lugar se inunda.

“Hasta que no paren las inundaciones no se puede volver ahí, por eso se los quiere trasladar de manera provisoria hasta poder solucionar lo ocurrido”, añadió.

Por otra parte, la Ministra de Asuntos Indígenas y Desarrollo Social, Edith Cruz indicó que el paraje es el primer afectado, seguidamente de Golondrinas, El Cruce y el Pozo La Yegua.

Además, dijo que el tiempo estival es hasta abril por lo tanto no se puede volver, pero que se trabajará en ello con medidas sólidas para la comunidad.

“Las 133 familias afectadas están viviendo en Monte Carlos, por eso propongo armar un campamento provisorio a un lugar más alto de La Curvita para que no pierdan el lugar donde estudian y de salud”, explicó

El senador Lapad manifestó “también es importante mantener contacto con los legisladores nacionales para que acompañen el proceso, ya que la grave situación del Rivadavia involucró no sólo a toda la Provincia sino a la Nación”

Ante este panorama, se decidió trabajar junto a Edesa y el Ente Regulador de Servicios Públicos para sacar el transformador de La Curvita y trasladarlo al campamento. Además, en conjunto con Aguas del Norte y Recursos Hídricos reforzar el trabajo en cada una de las áreas complementando con horas adicionales para aportar agua potable a las personas, y con Obras Publicas y Vialidad mejorar las defensas como prioridad.

Finalmente, se concluyó llevar adelante una ronda de reuniones para estudiar, hacer un seguimiento y planificar los próximos pasos a seguir. El próximo encuentro será dentro de 15 días.